NUESTROS ANIMALES

BLACK ANGUS – PARDA

Nuestro toro Angustín, que viajó desde Irlanda a San Juan de Plan en 2013, es un magnífico ejemplar de Aberdeen Black Angus, inscrito en la Scottish Angus Cattle Society. La Black Angus es una raza originaria de Escocia cuya carne se caracteriza por tener un mayor marmolado o veteado, lo que le otorga un sabor más intenso y una jugosidad superior a cualquier otra.

De la unión de Angustín y nuestras vacas pardas de montaña, nace nuestra exclusiva ternera Black Angus / Parda, una carne increíblemente tierna y sabrosa que no necesita ningún condimento para convertirse en la mejor ternera que has probado nunca.

PARDA DE MONTAÑA

La ternera del Pirineo toma su nombre del color de su manto y de la geografía en la que se encuentra; los pastos más altos de nuestra bonita cordillera.

Sus orígenes se remontan 160 años atrás, cuando se produjeron los primeros cruces entre la raza Parda Alpina y las razas oriundas de nuestras montañas, con el fin de obtener un animal más productivo en carne y, por lo tanto, mucho más aprovechable.

Reconocida como una de las mejores terneras para consumo, nuestra Parda de Montaña es especial, pues habita, de forma extensiva, en uno de los valles pirenaicos con mayor calidad de pastos y espacios. ¡Tendríais que ver lo felices que son comiendo flores en primavera!

TERNERA DE PASTO

Hierba tierna y pequeñas flores de prados de alta montaña. Ese es el único alimento de algunas de nuestras terneras durante absolutamente todo su ciclo alimentario.

 

Nuestros prados de alta montaña y su tierra son la base fundamental de nuestro proyecto. En ellos, seguimos haciendo las cosas exactamente igual a como las hacían nuestros antepasados; no los aramos ni utilizamos abonos químicos, simplemente dejamos que la naturaleza siga su curso. Son pastos permanentes mediante los que conseguimos que gran cantidad de carbono se fije al suelo en lugar de expulsarse a la atmósfera, nutriendo así a los miles de microorganismos que habitan en estas praderas, cuya existencia y conservación contribuye a revertir el cambio climático.

 

Esta es nuestra apuesta por un pastoreo extensivo y respetuoso basado en los ciclos de la naturaleza. Las vacas son tanques de microbios que, al pastar en los campos, expulsan mediante el estiércol ciertos nutrientes que permiten la proliferación de ecosistemas silvestres, pájaros y pequeños invertebrados que llevan siendo objeto de estudio del Instituto Pirenaico de Ecología desde hace más de 40 años.

De este proceso, tan simple como ancestral, obtenemos una ternera súper saludable y rica en omegas 3 y 6.

 

Dado que el clima y las estaciones son factores concluyentes en su alimentación, la producción de nuestra ternera de pasto es limitada y puntual pero, como siempre, te mantendremos informados sobre su disponibilidad a través de nuestras redes sociales.

Todos nuestros lotes de carne combinan los diferentes cortes disponibles.  De esta manera, aprovechamos al máximo el animal y obtenemos un producto mucho más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.
El producto llega a tu mesa cortado, fileteado y envasado al vacío, listo para consumir o congelar.
Abrir chat